El elefante que barritó hasta Muketuri

Funny era quizá, el único elefante que había estudiado matemáticas. Se lo enseñó un perro japones de nombre ‘Sorobán’. Al principio le costó mucho que Funny se interesara por los números. Pero una vez que le mostró el ábaco y lo que se podía hacer con él, comenzó a divertirse y ya no quería parar de sumar, restar, multiplicar y dividir. Cuando era ya un experto, decidió enseñarle a los niños todo lo que sabía. En ese momento empezó Elefun.

Carmen y Jose Luis (fundadores de Elefun) rescataron a Funny de un circo sospechoso de tratar mal a los animales. Cuando por fin hablaron con él, éste les contó que había viajado por todo el mundo, pero que él era un elefante africano y que echaba mucho de menos su tierra y sobre todo a los niños de allí. Les contó las dificultades por las que pasaban y les dijo que ojalá pudiera hacer algo. Carmen y Jose Luis empezaron a darle vueltas a la idea de ayudar a esos niños. Miraron muchas opciones y al final llegaron hasta Muketuri.

Muketuri es un proyecto de la fundación Emalaikat . desarrollado en el pueblo del mismo nombre en Etiopía. 
Han creado una escuela de agricultura y ganadería para adultos. Mientras los adultos están aprendiendo, los hijos están escolarizados. Los niños, toman leche, carne y verduras de los productos que se generan en la escuela para padres que aprenden a tener su propio huerto, o rebaño.
Con la aportación, se puede o subvencionar el curso de una familia, o la realización de un pozo que abastece de agua a 4 o 5 familias, para poder mantener su producción.
Una vez que las familias finalizan la formación, se les construye un pozo.

La donación que TODOS LOS AÑOS hace Elefun es del 0,7% de sus ingresos, no de beneficios.Un año más, Muketuri ha sido el destino.

Lo que aportamos, se convierte en un pozo para que entre 4 a 6 familias puedan mantenerse por sí mismas, sin depender de ayudas.

Cuando el elefante conoció lo que habían hecho Carmen y Jose Luis, levantó su trompa y barritó (sonido propio de los elefantes) de alegría.

Estamos seguros de que ese soplo voló hasta Etiopía y llegó a Muketuri. Nuestra ilusión es que ese 0,7% se convierta en algo grande para ellos.

English English Français Français Deutsch Deutsch Português Português Español Español
Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube